Chiara Corbella. Nacida para no morir nunca

Ayer que celebrábamos la solemnidad de la Anunciación me vino a la memoria una persona que descubrí no hace mucho, cuya vida me impactó y me puse a escribir sobre ella. Ella es Chiara Corbella, una auténtica sierva de Dios. Su corta vida fue un verdadero ejemplo de entrega y humildad en la aceptación, la confianza ciega y el abandono total a la voluntad de Dios, que debería servir de modelo de santidad no sólo para los católicos si no para todo el mundo.

Conocí su historia casi por casualidad cuando un día mirando una página web sobre Medjugorje vi una noticia que hablaba sobre la apertura de la causa de su beatificación. Allí leí por primera vez algo de esta excepcional mujer. La verdad es que me impactó mucho todo lo que se explicaba sobre ella y su corta vida. Me llamó tanto la atención que acabé comprándome el libro “Nacemos para no morir nunca” (Simone Troisi y Cristiana Paccini – Editorial Palabra – 2015). Allí descubro la vida apasionante e intensa de una gran mujer de fe. Una vida ejemplo de fidelidad absoluta a Dios a pesar de las duras pruebas que marcan sus escasos 28 años de vida.

Nace en Roma en 1984 en el seno de una familia católica que es la que le transmite el amor que ella después demostraría siempre por Jesús. En 2002, con sólo 18 años, estando de vacaciones en Croacia se acerca hasta Medjugorje y allí conoce a Enrico, un joven peregrino. Desde el primer momento ella está convencida que ese joven está llamado a ser su marido. Inician su relación y el suyo fue un noviazgo bastante normal, digamos que con sus altibajos, peleas, rupturas y reconciliaciones. Para Chiara, según ella reconocía después, esa fue una etapa muy dura, incluso más dura que todo lo que vendría después, y que le hizo rebelarse contra Dios al considerar que éste no respondía a sus oraciones. Tras un curso vocacional Chiara entiende que quizás esa sea la voluntad del Señor y decide aceptar su decisión, sea cual sea. Aún así vuelven a salir con algunos altibajos. Finalmente en 2008 Chiara y Enrico contraen matrimonio.

De regreso de su luna de miel Chiara está embarazada. A la niña le diagnostican una gravísima malformación (anencefalia) claramente incompatible con la vida. Les recomiendan abortar pero aún así deciden llevar a término el embarazo y traerla al mundo. La niña nace, es bautizada y fallece media hora después en sus brazos después de haber recibido todo el amor de sus padres. La llamarán: Maria Grazia Letizia. Meses más tarde Chiara espera otra vez, en esta una ocasión un niño: Davide Giovanni. Al niño también le diagnostican una grave malformación visceral en la pelvis con ausencia de los miembros inferiores, a todas luces algo completamente incompatible con la vida. Al igual que en el caso de su hermana Chiara y Enrico deciden llevar a término el embarazo, el niño nace y es bautizado y al poco tiempo muere en brazos de sus padres rodeado de amor.

Chiara y Enrico se someten a diversas pruebas médicas que concluyen que los dos casos no tienen nada que ver genéticamente y al poco tiempo Chiara queda embarazada por tercera vez. Esta vez Francesco, que así es como llamarán al niño, es un niño ¡completamente sano! Poco después de saber que esta embarazada Chiara descubre que tiene una lesión en la lengua. Todo parece indicar que es un tumor maligno el cual debe ser tratado a la mayor brevedad. En una primera fase se extirpa el tumor, se confirma el cáncer de lengua y según los médicos se debe iniciar un tratamiento que podría poner en riesgo la vida del feto. Se plantea el dilema: salvar al niño o a a la madre. Chiara decide posponer cualquier tipo de tratamiento durante los meses de embarazo hasta que nazca el niño. En mayo de 2011 nace Francesco completamente sano. Una vez ya en casa los tres Chiara empieza la quimioterapia y la radioterapia pero lamentablemente el cáncer ya se había extendido afectando los nodos linfáticos, pulmón, hígado e incluso el ojo derecho…

En abril de 2012, Chiara ya muy enferma y sabedora de que el final esta cerca se retira con su familia a una casa junto al mar para pasar sus últimos días. Allí, junto a Enrico y su director espiritual prepara el encuentro con su Dios amado. El 13 de junio de 2012 Chiara muere tras haberse despedido de su familia y rodeada de sus seres más queridos. El 6 de junio de 2012 se celebra un multitudinario funeral por su eterno descanso en Roma.

Podría parecernos que la vida de Chiara ha sido una vida infeliz, injusta y sin sentido, pero para los que la vemos desde la perspectiva de la fe es sin duda una vida plena y ejemplarizante. Chiara si que hizo del «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» de la Virgen María, que ayer recordábamos en el pasaje de la Anunciación, una forma real de poner en práctica y de aceptar la voluntad del Padre con una confianza absoluta que debo admitir que me impresiona y sobrecoge. La vida de Chiara no ha fue precisamente un camino de rosas, pero cuentan los que la conocieron que de su boca nunca salió una queja o un reproche hacia Dios, muy al contrario, que estaba siempre agradecida. Chiara nunca se planteó abortar a sus hijos a pesar que así se lo recomendaban los especialistas; nunca permitió que le hicieran un tratamiento que pudiese perjudicar la vida de Francesco, incluso a costa de arriesgar su propia vida y nunca se planteó el no tener hijos a pesar de que así se lo recomendaban muchas de sus amistades. Según el postulador de la causa de beatificación Romano Gambalunga: «todos estos consejos de amigos o de los médicos les producían una sensación de tristeza, mientras que Dios les daba alegría. Entonces decidieron optar por confiar completamente en Dios».

Chiara, incluso en los momentos más duros, siempre confía ciegamente en Dios y se abandona a su voluntad. Podría haberse rebelado e incluso haber renegado del Dios que le somete a semejantes pruebas, y de hecho reconoce que alguna vez tuvo la tentación de hacerlo, pero no. Ella acata humildemente y dócilmente lo que el Señor le tiene preparado. Ella entiende que el dolor la acerca mas a Dios y lo acepta siempre con una sonrisa. En cambio yo, pobre de mi, me quejo, reniego y me rebelo siempre por cualquier tontería o pequeño contratiempo que altera mi fácil y confortable vida.

Como en mi caso hoy la vida de Chiara inspira a miles de personas por todo el mundo. Su vida es un ejemplo de entrega absoluta a Dios. Hoy miles de personas tienen a Chiara como modelo de vida, piden su interseción, escriben sobre las gracias y favores recibidos por ella o visitan su tumba en Roma. Chiara vio morir a dos hijos, ahora tiene a miles de hijos espirituales por todo el mundo. En 2017 se abrió la causa para su beatificación. Y es que Chiara nació para no morir nunca.


«Cualquier cosa que hagas solo tendrá sentido si piensas en la vida eterna. Si amas de verdad, te darás cuenta de que nada te pertenece, porque todo es un regalo» (Chiara Corbella Petrillo)


ricordino serva di dio2018 copia 2


Oración para pedir gracia a través de la intercesión de Chiara Corbella.

“Dios infinitamente bueno, que en tu gran misericordia
has elegido a Chiara como tu hija predilecta
y con sabiduría la has guiado por el camino del Evangelio,
enseñándole, a través de María, a custodiar a tu Hijo
con amor apasionado y a seguirlo como esposa y madre
con confianza incondicional por el camino de la Cruz,
haz que la luz del Evangelio de Cristo, que resplandece en Chiara,
reavive la certeza de la vida eterna en las almas de nuestros hermanos.
Por su intercesión, concédenos la gracia que te pedimos,
y, si es tu voluntad, haz que Chiara sea proclamada beata
para nuestro bien y la gloria de tu Nombre.
Por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén”

Con la aprobación eclesiástica
El que recibió gracias es invitado a comunicarlo a la Postulación General: postgen@ocdcuria.org

+ información sobre Chiara Corbella y su proceso de beatificación aquí

 

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s