Hoy estoy cansado mi Dios pero aquí me tienes

adoracion
Hoy en la calle me he encontrado contigo hermano de Emaús. Me he alegrado mucho ya que hacía tiempo que no te veía en la Adoración que tenemos cada martes. Cuando te he comentado el porqué de tus ausencias me has contestado:
—Es que me cae muy lejos de casa y claro voy muy cansado y luego se me hace muy tarde y…—
Te entiendo hermano pero a mí no hace falta que me des explicaciones, no era mi intención incomodarte. Tan sólo era curiosidad por saber el motivo e interesarme por si podía echarte una mano y animarte a unirte una vez más a nosotros. Ya sabes, aquello de reavivar la llama. Pero no te preocupes a mí también me pasa.

Y es que tengo que reconocer que después de un día largo en la oficina, donde últimamente parece que abundan más los problemas que las buenas noticias o que en casa las cosas a veces están como están, a mi también se me hace duro muchos martes ir a la adoración. Y encima a esas horas de la tarde tener que coger el metro o la moto, cruzar toda la ciudad haga frío, calor o llueva, se me hace a veces muy muy cuesta arriba. Incluso más de una vez he pensado en no ir. Dejarlo por una vez y quedarme en casa, descansar, relajarme, estar con los míos y esperar a la otra semana. Pero se que si empiezo así un día, cada vez tendré más excusas para no ir al encuentro del Señor y al final dejaré de ir. Me conozco, me pasa lo mismo con el gimnasio.

Me dices que total, para ir a una adoración basta con ir a la parroquia más cercana y hacer allí la Hora Santa cualquier día. Y es así, tienes razón pero te digo una cosa, para mi superar todas estas excusas en las que me escudo cada semana para no ir (¡Ay ‘patas’ cómo te gusta tentarnos!) y hacer el esfuerzo de ir a pesar de todos los pesares luego tiene una recompensa que no tiene precio. No falla, cada encuentro con el Señor es diferente y cada encuentro con Él es mejor que el anterior. Él nunca decepciona.

Desde el momento en que entro en la capilla y abrazo a mis hermanos de Emaús, los que tanto han hecho por mí y también por ti hermano, y el sacerdote introduce la Sagrada Forma en la Custodia al son de la preciosa música de alabanza todo vuelve a tener sentido y le digo: —Hoy estoy cansado mi Dios pero aquí me tienes—. Entonces me siento reconfortado, mi cansancio y mis problemas desaparecen en el mismo momento que te veo Señor frente a mi. Te entrego mi día, mis angustias, mis temores, mis errores, mi debilidad, mis dudas, mis pecados y tu lo tomas todo en tus manos y lo transformas en luz. Una luz brillante hecha de consuelo, de esperanza, de misericordia, de amor, de sanación, de Gracia… ¡Es una pasada! Es entonces cuando siento en mi corazón que agradeces mi esfuerzo por ir a verte, siento tu agradecimiento porque a pesar de todo te acompaño una vez más, siento que agradeces que te cuente mis cosas, siento que me agradeces que te cante una noche más. Aunque la verdad, soy yo el que debería agradecerte sin descanso, un martes tras otro, todo lo que has hecho, haces y harás por mi. Y entonces me pregunto ¿Cómo es posible que hace tan sólo un rato haya sentido pereza y cansancio por venir a verte y que ahora mismo mi único deseo sería estar aquí contigo toda la noche? ¿Cómo es posible que haya dudado tan sólo un segundo con no venir a tu encuentro? ¡Con lo bien que estoy aquí contigo!

Y al final la llama se reviva una vez más y vuelvo a casa satisfecho, agradecido y muy feliz dispuesto a afrontar una semana más ¿Te animas hermano a venir la semana que viene? Él nos está esperando con los brazos abiertos y recuerda que…

«Él da fuerzas al cansado, y robustece al que no tiene vigor. Se cansan los muchachos y se fatigan, los jóvenes desfallecen y caen, pero los que esperan en el Señor renuevan su fuerza, echan alas como las águilas, corren y no se fatigan, caminan y no se cansan».
(Isaias 40, 29-31)

foto: cathopic
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s